Cómo vivir sin él y seguir mi vida en paz

Si estás leyendo esto es porque tu relación de pareja ha terminado y aunque ya has aceptado que es así, no hay posibilidad sana de volver, te sientes aún dependiente de esa persona y te cuesta afrontar la incertidumbre de tu futuro sin tenerle como referencia.

Es posible que sientas que tu pareja era tu razón de vivir, y que sin ella el vacío es enorme y quieres dejar de sentir esa angustia y olvidar de una vez. Si existiese una pastillita mágica que le borrase de tus recuerdos ¿la tomarías?¿Estás buscando una amnesia selectiva?

Malas noticias, olvidar no es posible pero la buena noticia es que si puedes hacer algo para superar la pérdida y sacarle beneficio. Se trata de darle la vuelta a la situación y empezar a vivir sin dolor esos recuerdos compartidos con la pareja. El pasado no se puede borrar pero si puedes hacer de tu presente una fuente de pensamientos útiles para vivir mejor al recordar las experiencias vividas juntos con otra perspectiva.

Aceptar la pérdida, la ruptura de forma sana es posible si te das permiso para vivir las fases del duelo por divorcio, entra aquí para conocerlas si aún no sabes cuales son y averigua en que fase te encuentras.

Aceptar la ruptura, la pérdida, significa desvincularse de la pareja que ya no está en tu vida. La situación ha cambiado y lograr tener un sentimiento de desapego hacía esa persona.  El odiarla no sirve, porque te vincula igualmente a esa persona. Entiende que el odio, el resentimiento y el rencor son sentimientos que te vinculan aún a esa persona, porque vives pensando en ella, en lo que te hizo o no hizo y no te permite pasar página.

SI quieres pasar página, vivir el duelo por separación de forma consciente te dará la capacidad de aceptar y reconstruir tu persona desde ti y no desde la esperanza de volver o desde el odio y el reproche.

Ver las cosas como son y afrontar la nueva realidad como una oportunidad para ser la persona que quieres ser. Darte y dedicarte a todo lo que no pudiste hacer con la pareja anterior porque no era posible.

¿Cómo tomármelo y darle las gracias?

Si te ha dejado de repente, de un día para otro,  se fue sin previo aviso y  sin tener en cuenta el daño que pudiera hacerte por ese impacto, ¿crees que ese tipo de persona que te merecía? (muchas gracias, mejor lejos que cerca)

Si se le acabo el amor, si ya no te quería y no podía hacer nada para quererte, su vida había cambiado y no podía continuar fingiendo un amor que no sentía, no es mejor ¿haber llegado al final y dejar de vivir esa agonía de desaires? (muchas gracias, así no perdemos más el tiempo)

SI se te acabo el amor, si se le acabo el amor, si erais incompatibles, si había desilusión, crueldad o desprecios, cierra la puerta de una vez y da gracias, porque es lo mejor que puede haberte ocurrido. A partir de ahora podrás reconstruir tu palacio para ti y disfrutar de la vida con todo lo que te ofrece de bueno cada día. 

Te dejo la referencia de un libro de Walter Riso, ameno y útil en estos momentos de tu vida: Ya te dije adiós y ahora cómo te olvido

Podrás reinventarte como quieras. Si logras desvincularte de tu ex de manera sana, podrás reinventarte como quieras. El tiempo no lo cura todo, es necesario que tu participes activamente en tus motivaciones y a tu ritmo. No todas somos iguales, pero si todas podemos hacerlo, podemos vencer con nuestro pensamiento la visión que teníamos de la ruptura, de lo que nos dejó y como vamos a vivirlo. De ti depende que te sientas desgraciada o afortunada por la nueva etapa que vas a escribir en tu vida. 

En este vídeo encontrarás una técnica o truco para que puedas organizar tu pensamiento y sentirte liberada, sin tener que estar todo el día dándole vueltas a la cabeza. Todas las que lo han probado certifican que funciona, prueba y me cuentas. 

 

¿Cómo fue tu ruptura? Te dejó, le dejaste, y ¿cómo puedes dar gracias por la liberación? 

Patricia Nupi / Coach Estratégica para superar la ruptura de pareja y vivir mejor para siempre