Cómo hacer amigos después del divorcio

Recuperar los que tenías y encontrar nuevos, es más fácil de lo que te pueda parecer a priori, te enseño unos ejercicios fáciles y muy resultones.

Una ruptura de pareja no mueve solo a la pareja, en nuestro entorno están los amigos, la familia propia y la política, y otros conocidos con los que hemos creado ciertos vínculos desde nuestra forma de pareja.

Ahora, todo ha cambiado. Muchos amigos se reparten, simplemente son más afines a una parte de lo que era la pareja y otros se van contigo, otros muchos desaparecen, por varias razones, no quieren tomar partido o están en actividades a las que ahora ya no asistes.

 

 

En cualquier caso, la vida single, sin la pareja que tenías, te pone delante un paradigma nuevo, una nueva situación para la que debes estar preparado y más aún, puedes sentirte optimista.

Optimista ¿por qué?, fácil, ahora tendrás de amigos a los que quieres y quieren estar contigo y no con la otra parte. Seguro que tenías compromisos tediosos en los que te encontrabas aguantando chaparrones de gente que no te gustaba, pero a tu pareja sí, y te tocaba apechugar con ellos o ellas, pues ya no.

Es el momento de tomar las riendas de tus relaciones y establecer las que realmente quieres y te enriquecen. No todos valen y eso ya lo sabes, porque con los años acumulamos experiencia y ahora es el momento de hacer limpia, sin más excusas que lo que te apetece es válido y lo que no, no lo es y punto.

Cuando yo me separé recuerdo que creía que tenía muchos amigos, porque siempre he sido social y tenía un entorno rico en personas que parecían afines, y digo parecían, porque ante mi separación no supieron bien que hacer y huyeron.  En ese momento me dí cuenta que no eran amigos, eran otra cosa, quizá conocidos o que simplemente compartíamos entorno o actividades, pero no amistad.

Curiosamente en ese momento justo, cuando más sola me encontraba, encontré a la que aún hoy sigue siendo mi mejor amiga. Apareció de la nada, una vecina que trabajaba en un bar al que cada mañana iba a tomar café, y por circunstancias no le había prestado atención. Yo estaba antes en pareja y no buscaba más amigos, por tanto, nos habíamos pasado desapercibidas. Esa persona, a la que aún le agradezco que apareciese en esos momentos duros, fue la que no quiso saber nada de dites y diretes, y me ofreció su ayuda, su comprensión y poco a poco, fuimos construyendo una amistad que empezó en el 2004 y tiene pinta de seguir mucho más.

¿Por qué te cuento esto? Porque los nuevos amigos, con los que tendrás cosas en común, personas que posiblemente hayan vivido ya lo mismo que estás pasando tu ahora, están ahí, seguramente cerca, pero hasta ahora no se habían manifestado, ni tu les habias prestado atención.

Es el momento de empezar y estar atentas a posibles afinidades, gestos de amabilidad y conversaciones simples, que te están abriendo una puerta a conocerles.

Si te centras solamente, en lo que has perdido, en revolcarte en que esta o aquella han reaccionado como nunca te esperabas, estarás en el lado oscuro y transmitiendo horror y por consiguiente cerrando puertas a todo lo bueno que está por venir. Lo nuevo y lo mejor está más cerca de lo que te imaginas y las oportunidades que se te abren, van a ser solo tuyas.

También es posible que algunos de los amigos que tenías cuando estabas en pareja, aún no se estén manifestando hacia ti, no por nada, muchas veces por prudencia, porque no saben como comportarse o que hacer. Puedes empezar por facilitarles la tarea si a ti te parecen interesantes para tu vida y hoy y consideras que quieres mantenerlos.

Te propongo dos acciones para ir construyendo tu red de amigos propios:

Agarra tu lista de contactos y mírala con atención. Verás personas que te sobran y otras que te gustan y quieres para tu vida. De los que te sobran, ignóralos , en cambio con los que si quieres, da tu el primer paso y empieza un chat de buen rollo, invitale a quedar para un simple café y a partir de ahí, ya tendrás más oportunidad de ver cómo te respira la amistad.

No te agobies con una tarea infinita, empieza por 4 o 5, y respeta sus tiempos, algunos no podrán y es normal porque todos tenemos una vida y otros vendrán inmediatamente, sigue haciendo el ejercicio de 5 en 5 y así vas viendo y llenando tus ratos con gente de calidad.

Otro acción que puedes hacer para conocer nuevos amigos y afines es estar atenta a la gente que tienes cerca, sea en el trabajo, en alguna actividad lúdica o deportiva, o en las madres del cole, gente que siempre ha estado ahí, cercana pero con las que no habías tendido puentes, y ve haciendo propuestas sencillas de quedar para hacer un café justo al salir del trabajo, cole o actividad. Pruébalo, los resultados te van a sorprender, porque hay personas que te están esperando pero respeta tu momento.

Ponlo en práctica y coméntame que tal te ha ido, a mi email: patricianupi@gmail.com, me encantará leerte y si puedo ayudarte, para mi será un placer inmenso.

Patricia Nupi - Coach Estratégica 

Apúntate y recibe gratis en tu email  EL VÍDEO PRO que te sacará de esa incertidumbre, reconociendo en que etapa del duelo afectivo estás y cómo avanzar ahora  y encontrar tu vida plena