Un clavo no saca otro clavo. No. ¡horror!

En el proceso del duelo afectivo, estás vulnerable. Hay que asumirlo y estar atentas.

El dolor de la pérdida, la tristeza, el desamor, la sensación de no saber vivir a partir de ahora, no saber lo qué queremos sumado a las carencias, nos provoca desasosiego y buscamos, a veces, desesperadamente una salida para rellenar esos huecos emocionales. 

 

Sin darnos, cuenta , podemos correr a brazos del vecino, del compañero de trabajo, resucitar un antiguo amor buscándolo en el Facebook, y nada nos garantiza que encontremos otro amor verdadero, sino un amor inventado o paliativo que nos puede enredar más la existencia, aunque a priori, nos entretenga del dolor.

A veces, incluso, podemos hacerlo por despecho, para demostrarle al otro, que ya le hemos olviddado, pero ¿es eso bueno para ti?, y llendo más lejos, ¿es bueno para la otra persona que entra en la ecuación de tu vida? La verdad, es que entra como suplente, y quizá no se lo merezca, también tiene corazón, como tú.

Un clavo no saca otro clavo, incluso a veces puedes dejar dos clavos dentro.

Eso no quiere decir, que te quedes de secano. Cuando hemos dejado una relación, es muy posible que llevemos tiempo sin “alegrías”, así que momentos divertidos conociendo a personas y darnos una alegría, si creo que es una opción. Sabiendo lo que hacemos, siendo adultas y dándonos la oportunidad de disfrutar, pensando en nosotras y no tanto en “el que diran”, somos libres y las relaciones sanas son un placer si apetece.

Vive, disfruta y elige tus momentos.

Es tu vida.Un abrazo valientes.

Patricia Nupi - Coach Estratégica 

Apúntate y recibe gratis en tu email  EL VÍDEO PRO que te sacará de esa incertidumbre, reconociendo en que etapa del duelo afectivo estás y cómo avanzar ahora  y encontrar tu vida plena